Seleccionar página

El curry tailandés de batata y garbanzos es un curry súper rápido, apto para la noche entre semana, donde la especia se suaviza con batatas y una adición sorprendentemente deliciosa: ¡mango fresco! Esta es una comida para llevar que funciona para muchas preferencias dietéticas diferentes y es naturalmente libre de gluten y adaptable a vegetarianos.

Lo he dicho muchas veces a lo largo de los años, pero un curry rápido es una de las mejores comidas para tener en su repertorio entre semana. Agregue su proteína favorita, agregue algunas verduras que deben usarse, la comida completa es completamente adaptable y se combina en minutos.

Curry tailandés de camote y garbanzos Receta en video

La versión que comparto hoy está inspirada en mi receta clásica de pollo al curry rojo tailandés y en una publicación de blog muy antigua con un curry de papa y curry de mango con el que me enamoré brevemente en 2011. Proviene de una edición aún más antigua de Self Magazine alrededor de 2008. Pero nunca me olvidé del sabor mágico del mango en un curry. ¡Es realmente maravilloso!

Notas de ingredientes

  • Pasta de curry rojo: la pasta de curry comprada en la tienda es conveniente para curries rápidos entre semana. La mayoría de las tiendas de comestibles venden Thai Kitchen, que me parece mucho menos picante que las producidas en Tailandia (como mi Thai go-to Mae Ploy). Si le gustan las especias, es posible que deba agregar un poco más usando Sriracha o su salsa anfitriona favorita.
  • Mango fresco: pica el mango bastante pequeño para que se suavice directamente en la salsa, dándole a todo el curry un delicioso sabor a mango. El mango congelado funcionará igual de bien, pero descongélelo y córtelo antes de usarlo.
  • Salsa de pescado – ¡No tengas miedo de la salsa de pescado! Tiene un olor muy distintivo pero sabe delicioso y le da al curry tailandés un sabor verdaderamente auténtico. Si alguna vez has pedido comida tailandesa para llevar, has tenido salsa de pescado, así que no tengas miedo de cocinar con ella. Para una opción vegetariana, la salsa de soja funcionará bien como sustituto.

Cómo congelar curry

El curry es una excelente comida congelada. No es peor para el desgaste después de congelar y recalentar. Aquí está cómo hacerlo:

Para congelar: prepare el curry de acuerdo con la receta, pero espere para agregar ingredientes frescos (esto incluye jugo de lima y albahaca; tendrán más sabor si se agregan justo antes de servir). Deje que el curry se enfríe por completo antes de guardarlo en recipientes herméticos. El curry vegetariano como este se puede congelar hasta por 6 meses.

Para recalentar: descongele el curry en el refrigerador durante la noche. Vuelva a calentar en el microondas o en una cacerola tapada sobre la estufa, revolviendo ocasionalmente. Asegúrese de agregar los ingredientes frescos y luego pruebe y agregue cualquier otro condimento que desee.

El congelador puede suavizar los sabores, especialmente las especias, por lo que es posible que deba agregar un poco más después de que el curry se haya congelado.

Herramientas favoritas

  • Cuchillo global de 6 pulgadas
  • tabla de cortar
  • sartén, wok o sartén para saltear

s

Curry tailandés de boniato y garbanzos

En este curry súper rápido y apto para la noche, la especia se suaviza con batatas y una adición sorprendentemente deliciosa: ¡mango fresco! Esta es una comida para llevar que funciona para muchas preferencias dietéticas diferentes y es naturalmente libre de gluten y adaptable a vegetarianos. Para ajustar las porciones en esta receta, haga clic en el número junto a las porciones. Tiempo de preparación 20 minutos Tiempo de cocción 20 minutos Tiempo total 40 minutos Curso: plato principal Cocina: tailandesa Palabra clave: receta tailandesa fácil, apta para el congelador, sin gluten, curry tailandés, vegetariana Porciones: 4 Calorías: 159 kcal Costo: $6.00

Equipo

  • sartén, wok o sartén para saltear

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de cocina
  • 2 cucharadas de pasta de curry rojo (más o menos al gusto)
  • 1 batata grande, pelada y picada en cubos de una pulgada
  • taza de cebolla finamente picada
  • 1 lata de 15 onzas de leche de coco ligera
  • 1 pimiento rojo picado
  • 1 lata de 15 onzas de garbanzos, escurridos y enjuagados
  • 1 taza de mango fresco cortado en cubitos
  • 2 cucharadas de salsa de pescado (o salsa de soja para una versión vegana)
  • 2 cucharaditas de jugo de lima, y ​​más al gusto
  • taza de albahaca fresca picada (use albahaca tailandesa si está disponible, pero la albahaca normal funcionará)
  • Arroz al vapor, para servir
  • Cacahuetes tostados picados, para cubrir (opcional)

Instrucciones

  • En una sartén grande, wok o saltear a fuego medio, caliente el aceite hasta que brille. Agregue la pasta de curry y cocine hasta que esté fragante.
  • Agregue la batata y la cebolla y saltee hasta que las cebollas se ablanden, de 3 a 4 minutos. (Agregue un chorrito de agua si la sartén comienza a verse seca).
  • Agregue la leche de coco, los pimientos rojos y los garbanzos y reduzca el fuego a fuego lento. Cubra con una tapa. Cocine a fuego lento, tapado, hasta que las papas estén tiernas, aproximadamente 15 minutos.
  • Retire la tapa y agregue el mango y la salsa de pescado, revolviendo para combinar. Cocine a fuego lento durante 2 minutos más.
  • Retire del fuego y agregue el jugo de lima y la albahaca fresca. Servir sobre arroz. Cubra con maní tostado si lo desea.

notas

Imprima y adjunte la etiqueta a continuación para que las instrucciones de cocción estén listas cuando usted lo esté.

Nutrición

Calorías: 159 kcal | Carbohidratos: 28 g | Proteína: 3 g | Grasa: 4 g | Grasa saturada: 1 g | Grasa poliinsaturada: 1 g | Grasa monoinsaturada: 2 g | Grasas trans: 1 g | Sodio: 757 mg | Potasio: 483 mg | Fibra: 5 g | Azúcar: 12 g | Vitamina A: 14726 UI | Vitamina C: 58 mg | Calcio: 55 mg | Hierro: 1 mg